Páginas

sábado, 18 de agosto de 2012

Capítulo 3. Pero todo me recuerda a él...


Hace 1 año aproximadamente...
En el julio más caluroso desde hacía mucho tiempo una deslumbrante joven de 24 años se despertaba con la sonrisa más sincera que jamás se ha visto. Nada más abrir los ojos miró a la pared donde había 84 fotos perfectamente repartidas, y sin dejar de mostrar esa preciosa sonrisa posó su mirada lentamente en cada una de ellas. Se emocionaba, lloraba, gritaba, reía, cantaba... todo esto sin apartar sus pensamientos del hombre que la había hecho feliz desde el primer día que le conoció, 6 años atrás, ese que le había ayudado a superar su tan triste pasado, ese que le regalaba una flor de distintos tipos cada mañana, sin excepción del día que fuese, él nunca se olvidó de seguir esa rutina. La chica, para no olvidar jamás el precioso detalle, disecaba las flores, todas y cada una de ellas, e hizo una preciosa vitrina en el pasillo de su casa donde las colocaba con ternura.
Hace unos días había encargado un ramo con 24 flores escogidas al azar de esa vitrina para hacer su ramo de bodas. Y hoy por fín había llegado el día de ir a buscarlas.
Cuando Aria apareció con el vestido de novia más precioso que él había visto en su vida, Byron no pudo evitar soltar una lágrima, una auténtica lágrima repleta de amor.


Y así, dos corazones latiendo al ritmo de uno, se dieron el “sí quiero” uniendo sus vidas para siempre, o mejor dicho, hasta que la muerte los separase... y lo hizo.

En la actualidad...
El avión no puede estar más lleno. Sólo hay dos asientos libres. Estoy mirando por la ventana, nunca me han gustado las tormentas, y menos cuando voy montada en un avión. Como me estoy agobiando y me está entrando un poco el pánico bajo la “persiana” de la ventanilla y cierro los ojos para relajarme. Son cinco horas y media de duración y solo llevamos una y media... genial, cuatro horas y ya estoy deseando salir de aquí. Me duele la cabeza de la presión. Me pongo a pensar en Vera. Porque sé que va a ser chica, y que se debe llamar Vera, Byron me lo dijo. Me pregunto si será como yo o se parecerá más a él. Espero que se parezca a él, que tenga ese rubio ceniza y esos dulces ojos gris verdoso. Además quiero que adquiera su personalidad, su mente privilegiada y sus ansias de ser feliz. Lamentablemente Byron pudo serlo por poco tiempo, porque esta mierda de mundo me lo arrebató. Me lo quitaron de las manos, sin ni siquiera dejar que me despidiera de él. También me gustaría que tuviera las manos que tengo yo para pintar, así podríamos hacerlo juntas, crearíamos grandes lienzos entre las dos. Diseñaré su cuarto, le haré la habitación más bella del mundo, y pintaré en una de las paredes un retrato de su padre, para que él la proteja todos los días como hacía conmigo, y ella nunca se sienta sola.
  • Aria, despierta, tienes que ponerte el cinturón, vamos a aterrizar.- Me dice mi mejor amiga.
  • Vaya, me he quedado dormida. Ni siquiera he cenado, ¿qué hora es?
  • Las 10 de la noche. Tranquila, cuando lleguemos a mi casa picas algo.- Contesta con una sonrisa.
Me quedaré unos días en su casa mientras llegan los camiones de la mudanza desde San Francisco. Además ella y Brad, su marido, me ayudarán a desempaquetar y a organizar el ático. La verdad es que tengo ganas de verlo, me encanta, también le gustaba mucho a Byron, solo pudimos ir unos días porque lo compramos nada más casarnos, y él tenía que cumplir obligaciones en el buffet, en San Francisco, así que no pudimos disfrutar demasiado de él. Ahora lo tendré para mí sola, y para Vera claro... También tengo ganas de ver a Brad y al pequeño Aron, los quiero mucho. Me vendrá bien relacionarme, encontrarme con caras conocidas y más adelante, salir de fiesta con mis viejas amigas como hacía de soltera, y qué mejor lugar que Nueva York para salir de fiesta y conocer gente. Adoro Nueva York con todas mis fuerzas, de pequeña vivía con mis padres en Brooklyn, no teníamos mucho dinero pero éramos felices. Haré una visita mañana a mi viejo barrio, lo necesito.
  • Espero que los de la mudanza cuiden bien mi mercedes, solo he pedido que me traigan ese, y sobretodo que los camiones vengan bien y no se desvíen, no quiero daros mal mucho tiempo.
  • No seas tonta, Aria, tú no nos darás mal nunca. Estamos encantados de que pases con nosotros unos días. Además, recuerda que cuando te vayas al ático seguiremos viéndonos, y prométenos que comeremos todos juntos por lo menos una vez a la semana.
  • Está bien, te lo prometo bicho.
Aterrizamos sin ningún problema en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. Esperamos las maletas y cuando las vemos un chico bastante guapo nos ayuda a cogerlas.
  • De nada. Siempre es un placer echar una mano a las señoritas.- Dice con una dulce sonrisa. Me estremezco porque se parece tanto a Byron...
  • Perdón, señoras.- Rectifica al ver nuestros anillos del dedo índice. Aún no me lo he quitado, y me temo que tardaré en hacerlo, algo dentro de mi corazón me lo impide.
Salimos y Brad nos está esperando con un BMW negro muy bonito.
  • ¡Aquí están las dos chicas más guapas de Nueva York, de América y del mundo!- Me entra una punzada de dolor porque Byron también usaba esa expresión para calificarme.
  • Serás pelota...- Le dice su mujer antes de darle un beso.
  • Peeeero, ¡mírala! Estás estupenda.- Refiriéndose a mí. Me da un abrazo y yo le doy un beso en la mejilla.
  • Veremos si sigo así de estupenda dentro de unos meses...- Y me acaricio el vientre. 
Brad, extrañado, mira a Vicky de reojo y ésta asiente sonriendo.
  • Oh, ¡voy a ser el tío Brady! Cuánto me alegro pitufa.- Me coge y me da un par de vueltas.
  • Sí, vais a ser los tíos guays, y se va a llevar genial con Aron, pero bájame, acabo de salir de un avión y estoy algo mareada.- Le digo bromeando.
  • Bueno pues, ¡en marcha!Brad mete las maletas en el maletero y nos subimos al coche.
  • Os he preparado algo de picar, por si venís con hambre.
  • Mmm, muchas gracias Brady, me he quedado dormida en el avión y no he podido cenar.
  • Pues ahora tienes que comer por dos, bicho.- Sonríe Vicky.
  • ¿Y el peque? ¿Estará ya dormido, no?- Pregunto.
  • Uy, ese. Obviamente no te recuerda pero le hablamos tanto de tí y tiene tantas ganas de verte que seguro que no ha echo caso a mis suegros y está en la puerta esperando.- Dice Brad con una evidente sonrisa de padre orgulloso por un hijo tan espabilado.
Reímos los tres y seguimos charlando sobre cosas alegres. Se nota que mis dos mejores amigos intentan evitar los silencios para que no me sienta triste. Pese a todo me siento afortunada de tenerlos, sé que nunca, pase lo que pase, me van a dejar sola.
Apoyo la cabeza y miro por la ventanilla. Sin duda, no hay que irse de este mundo sin ver Nueva York de noche. Veo a lo lejos el puente de Brooklyn y los rascacielos de Manhattan. Una calidez sube desde mi pecho hasta la garganta y derrepente me siento segura. Noto como mis músculos se relajan y una sonrisa para nada forzada se forma en mi cara. Y así, sonriendo en silencio, me preparo mentalmente para iniciar una nueva vida irónicamente volviendo al lugar donde Aria Morrison creció.

9 comentarios:

  1. perooooo tiaaa, cuando pienso k ya no puedes hacerlo mejor, coges y me sorprendes !!
    i love itt otra vez xd
    pobree.. no puede olvidar a Byron :(
    necesitoo el siguienteeeeee
    kissesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja graciaas, pero no será para tantoo! xD
      mañana lo tendrás!
      un besoo

      Eliminar
  2. Aisss me he leido ahora los capis y esta super bien tocaya ;) Espero el siguiente!! me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaas! Me ha molado lo de tocaya! xD
      Mañana estará :) Un besitoo

      Eliminar
  3. suubeeeeeeee eeeeeeel siguienteeeeeeee (L)
    xd

    ResponderEliminar
  4. x ciertoo amo las fotos k pones en los capis, y las de la barra derecha tambieeen :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡gracias!
      Pues no dejaré de poner entonces :)

      Eliminar
  5. Es geniaaal!! Me encanta!! Nueva York... quien pudiera vivir ahi!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias =)
      Y que lo digas... es mi ciudad favorita xD
      Un besito

      Eliminar


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com